Sistema de guía de tráfico de carreteras


La señal de mensaje variable y el sistema de señalización de control de carril se denominan sistema de control de guía VMS, que se compone principalmente de VMS de matriz completa y señal de control de carril (LCS), señal de límite de velocidad (VSLS), controlador local, detector de carril y sistema de conexión de comunicación. El software de control se compone de una colección de software de control, etc. El sistema de detección recoge el estado del flujo de tráfico de cada carril y la retroalimentación al centro de control en tiempo real. Con otros dispositivos de detección, como el monitoreo del clima, la computadora del centro de control utiliza el algoritmo de control para instruir al VMS para que muestre la información de orientación y guíe efectivamente a los vehículos para que funcionen de manera ordenada para evitar la congestión del tráfico.

Una vez que haya una condición anormal en la carretera, el centro de control realizará ajustes y reflexiones oportunas basadas en la información de retroalimentación de los sistemas de detección y se ocupará de los procedimientos del plan. Por supuesto, el personal del centro de control tiene la situación real, si se combina con la situación de monitoreo de CCTV, el sistema puede ser controlado por intervención humana. Cuando sea necesario, si ocurre un accidente de tráfico grave, después de que el personal de administración de carreteras llegue a la escena, también pueden usar el controlador de escena cerca de la escena para realizar el control de intervención de mayor prioridad en el VMS alrededor de la escena.

Las autopistas y autopistas, especialmente las autopistas o autopistas de circunvalación alrededor de la ciudad o entre ciudades, se caracterizan por carreteras cerradas, muchos carriles, múltiples cruces, gran volumen de tráfico y fenómenos obvios de mareas de tráfico. La introducción del sistema de orientación y control VMS ha desempeñado un papel obvio en el desvío del tráfico, que se ha utilizado ampliamente en las ciudades de los países desarrollados.

Otras soluciones